lunes, 9 de diciembre de 2013

TOC DE AMORES: TERAPIA DE ACEPTACION Y COMPROMISO

TOC DE AMORES Y TRATAMIENTO PSICOLOGICO
La Terapia de Aceptación y Compromiso  forma parte de las llamadas psicoterapias de tercera generación, que suponen un avance en los tratamientos psicológicos después de la terapia cognitiva y que viene a complementar las terapias existentes hasta el momento y ampliar el arsenal terapéutico de los psicólogos.
Uno de los puntos que destaca la ACT (pronunciado como una palabra, sin deletrear) es que existe una gran diferencia entre lo que piensas y sientes y lo que haces. Lo que piensas y sientes no está bajo tu control, pues surge en tu mente sin que puedas evitarlo, pero sí puedes controlar tu conducta. Por ejemplo, supongamos que hacemos estas dos preguntas a personas con TOC (trastorno obsesivo compulsivo): ¿Serías capaz de no tener ni un solo pensamiento obsesivo durante 24 horas si a cambio te dieran mil dólares? ¿Serías capaz de evitar realizar actos compulsivos durante 24 horas si a cambio te dieran mil dólares? La mayoría de las personas (por no decir todas) no podrían evitar tener una obsesión en 24 horas, pero muchos de ellos serían capaces de controlar su conducta y no realizar ninguna compulsión.
Por este motivo, la ACT se centra más en lo que una persona puede hacer en vez de en sus pensamientos y emociones. Es decir, enseña a las personas qué hacer con esos pensamientos y emociones para que no controlen su comportamiento ni dominen su vida.
Las personas obsesivas tienen problemas para hacer lo que los demás hacen de manera natural: filtrar correctamente (o al menos con un grado de éxito adecuado) sus pensamientos, prestándoles una atención selectiva (eligiendo o descartando lo que desean). La ACT ayuda a experimentar la ansiedad y las obsesiones como emociones y pensamientos que la mente genera y a los que podemos responder o no. Ayuda a experimentar estas emociones y pensamientos sin ser especialmente afectados por ellos. Es decir, a "filtrar" mejor.
En un estudio se realizaron 8 sesiones de ACT a un grupo de personas con TOC, que se comparó con un grupo control al que se le trató solamente con relajación muscular. El grupo tratado mediante ACT estaba formado por 41 personas que representaban todos los tipos de TOC. La mayoría encontró aceptable el tratamiento y solo un 12% lo rechazó o abandonó, lo cual es una tasa bastante baja para estos casos.
Tras el tratamiento, todos los participantes evaluaron el nivel de éxito del tratamiento con una puntuación de 4 o más en una escala de 5 puntos, siendo 5 la puntuación más positiva. Hubo una reducción significativa en la severidad del TOC, así como en los síntomas de depresión, resultando en una mejora de la calidad de vida y el bienestar de los participantes.


Sara Lopez Charles
slopezcharles@hotmail.com
@psicologa_zgz