martes, 22 de octubre de 2013

MALTRATO INFANTIL COMO EL ORIGEN DE LOS PROBLEMAS PSICOLOGICOS



MALTRATO INFANTIL COMO EL ORIGEN DE LOS PROBLEMAS PSICOLOGICOS

   La comorbilidad o relación directa existente entre el maltrato psicologico y/o fisico en la infancia y los problemas psicologicos en la edad adulta es tan grande, que sería incongruente pasarla por alto y no dedicarle un articulo de mi blog a este tema.

   Es muy complicado conseguir abordar el tema del maltrato con la empatía y la claridad suficiente en muchos casos, y dedicarle un estudio de esta manera a los traumas derivados de estos abusos. Pero estos traumas pueden superarse con tratamiento psicológico, pues, todo lo que es grabado, de igual modo, puede llegar a ser borrado.

   Lo primero que hay que abordar con un paciente que haya sido maltratado en la infancia es la forma de comunicación consigo mismo, y con los demas, en lugar de compadecer a los padres, comprendérlos y culparse a si mismo, ha de ponerse del lado del niño maltratado que una vez fué.

   Las emociones son adaptativas todas y cada una de ellas, por eso las tenemos. Al igual que la alegría el miedo y la tristeza, el odio el rencor y el resentimiento han de salir si han sido incubadas, pues si son reprimidas se vuelven en contra de uno mismo. No es insano odiar a un padre, no mas que pegar a un hijo.

   Cuando el paciente empieza a comprender que los sentimientos negativos tienen que empezar a salir, se tienen que empezar a dejar sentir, y de hecho, se permite sentir, ya podemos obtener un cambio, pues esa energía reprimida agota, psíquica y físicamente, y es energía que de un modo u otro, debe salir. Por eso en algunos casos estos sujetos utilizan la violencia, para sacar esa energía reprimida que algún día fue utilizada contra  ellos.

   Mas adelante, cuando el paciente ha conseguido sacar esa ira, ese resentimiento, las aguas empiezan a volver a su cauce y puede verse con mas objetividad la situación pasada y sus causas. El paciente empieza a sentirse mejor y menos ansioso, y es ahí cuando suele venir el perdón verdadero. El perdón real que nada tiene que ver con la supresión de la emoción negativa en un principio que tanto daño puede hacernos en nuestra vida adulta si no lo hemos sentido como nuestro cuerpo necesito.

   El cuerpo nunca miente, y es en estas situaciones de bloqueo emocional y justificación del maltratador, cuando el cuerpo empieza a generar enfermedades psicosomáticamente, para avisarnos, para quejarse, para decirnos que algo pasa. Escuchemos a nuestro cuerpo, pues en el esta la respuesta a muchas de nuestras inquietudes y nuestras grandes y perjudiciales dudas.

SARA LOPEZ
PSICOLOGA Y HOMEOPATA

slopezcharles@hotmail.com
@psicologa_zgz