domingo, 19 de mayo de 2013

CONTROL DEL RIESGO DE SUICIDIO



                                          
 
   CONTROL DEL RIESGO DE SUICIDIO



         En la mayoría de depresiones hay pensamientos o imágenes suicidas. Bien por no soportar la situación, bien por no soportar la situación generada para otros, como ser una carga…
Lo primero en lo que podemos fijarnos para valorar tal posibilidad es en la conducta pasada pues puede prevenir una conducta futura. Por otro lado no debemos interpretar las señales como llamadas de atención porque pocas veces es así, y muchos casos de estos acaban tras varios intentos en suicidios.

Por ello, valoramos tres áreas importantes cuando conocemos intentos previos de suicidio: igualdad en las situaciones, procedimiento y planificación. El secretismo y la idea que este tenga de la muerte pueden sernos también de gran interés.
Hay que ser objetivos y poco miedosos cuando encaramos este tema al paciente, porque puede generarles malestar emocional, y no temer la falsa creencia de que estamos dándoles una idea. No debemos convencer ni moralizar, simplemente valorar el riesgo y luego obrar en cuanto a la existencia de este.

Podemos modificar la conducta, o bien, las características externas de las situación, (razones para vivir, problemas que generaría, pros y contra).
Especial cuidado hay que tener en las recuperaciones, pues es ahí donde cogen más fuerza para poder intentarlo.

Las tres conductas más relacionadas con riesgo de suicidio son insomnio, deterioro de la capacidad cognitiva, y dejadez personal. Los depresivos endógenos sobre todo mujeres menores de 35 años son más susceptibles además de la clase baja. Los hombres es más común en edad avanzada y los médicos terapeutas y adolescentes los más consumados. Son infrecuentes en personas con fuertes creencias religiosas.
Hay hallazgos sobre una disfunción serotoninergica tanto en las conductas suicidas y la depresión, como en las conductas impulsivas y la agresividad.
También tenemos que tener en cuenta como factor de riesgo si la persona habla de muerte, de como lo haría, coqueteo con el tema, tiene los medios, empieza a despedirse…
Para ayudar a un potencial suicida lo mejor es escuchar, no quieren otra cosa que alguien en quien poder confiar y que les escuche. Cuando se sientes solos la posibilidad de suicidio se multiplica por diez. Tampoco les ayudan los consejos ni sermones, ni cambiarles el tema. La ayuda en solución de problemas es una opción.

slopezcharles@hotmail.com

 "suicidio";"como saber si alguien piensa en suicidarse"; "como reaccionar ante posible suicidio";"terapia psicologica para la depresion" 


slo