martes, 18 de junio de 2013

TOC DE AMORES. SEGUNDA PARTE


 TOC DE AMORES II



TOC DE AMORES II  ¿QUIERO A MI PAREJA?

      Dada la gran cantidad de personas que me preguntan por el blog, por la web y en consulta, he creído conveniente escribir un segundo artículo referente al cada vez más actual TOC DE AMORES. Normalmente, hay varios factores a evaluar en el mismo, entre los que podríamos citar: personalidad tendente a los pensamientos irracionales, baja autoestima y niveles altos de hipocondria, personalidades obsesivas en sí.

     Cualquier tipo de pensamiento irracional, puede ser incapacitante, depende de como lo afrontemos y sobre todo, en las estrategias que utilicemos para ello, ya que algunas de ellas pueden hacerlo mas repetitivo sin darnos cuenta, pues gestionar las emociones es un complejo trabajo para personas de este perfil comentado con anterioridad, aunque para la mayoría de la gente en gente en general.

     Para terminar con este pensamiento obsesivo en sí (aunque no suele ser la solución, pues este tipo de pacientes suelen tener más tipos de pensamientos obsesivos), si es verdad que hay que empezar desde el principio para ver qué desencadena ese pensamiento, y por otro lado, qué lo está manteniendo. Algunas personas pueden estar dejando de sentir lo que ellos creen que deberían sentir hacia sus parejas, donde habría que empezar a analizar primero la realidad de esto, comparándola con un simple concepto romántico e irreal del mismo, eso siempre dentro de lo que irreal puede significar para cada persona, pues el concepto de amor es tan subjetivo que ahondar en este significado sería el primer paso para empezar a trabajar.

     En caso de que éste no fuera el motivo de la obsesión, habría que empezar a estudiar una posible asociación entre un pensamiento aislado y un momento de ansiedad extrema, en muchos casos desconocida para la persona en sí, quedando esta asociación formada la que nos va a producir ese tipo de pensamientos ante el stress, o bien, si la asociación ha sido en el momento de una ansiedad consciente y elevada, ese pensamiento puede atormentarnos y limitar nuestra vida hasta el punto de llegar a romper con la pareja.

     De los tres campos expuestos, el primero se revolvería con una restructuración de valores y prioridades; y en los otros dos rompiendo esa asociación y comprendiendo la irracionalidad de los pensamientos mediante diálogo socrático, educación en el concepto de asociación y consecuencias, aprendizaje del reconocimiento del mismo, reestructuración de pensamiento, control de ansiedad y un sin fín de técnicas, que nos van a hacer ver, que es mucho más sencillo trabajarlo y superarlo de lo que pensamos.

 

   

   SARA LOPEZ CHARLES
   PSICOLOGA Y HOMEOPATA
   N COL 1747

slopezcharles@hotmail.com
@psicologa_zgz